Lo de que la tecnología nos vuelve tontos.

28 abril 2019




Desde hace ya un tiempo se critica que los críos pasan demasiado tiempo con el móvil reduciendo sus habilidades tanto sociales como individuales, un ejemplo de esto mencionado por la BBC en un artículo es que del año 2000 al 2015 se perdió 4 segundos de capacidad de atención pasando de 12 segundos a 8, lo que resulta preocupante en temas educativos. Siendo una de las principales causas el acceso a información instantánea que le resta valor, al requerir menos esfuerzo.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160229_tecnologia_concentracion_distraccion_atencion_mz


¿La tecnología nos vuelve tontos?


Respuesta corta no, respuesta larga el desarrollo de nuevas tecnologías modifica la percepción del conocimiento lo que altera la concepción de la inteligencia, es decir cambia las reglas del juego por ejemplo las pinturas realistas fueron muy útiles para mantener el registro histórico, pero con el desarrollo de capturas instantáneas estas perdieron valor haciendo que se valorará más obras donde se podía apreciar la mano del autor de forma más íntima y subjetiva.


Lo mismo se dijo de los libros y la televisión en sus comienzos, aunque hoy en día la lectura está tan romantizada que el simple hecho de realizar este acto eleva al individuo al plano cósmico para ser uno con la entropía. Al principio generaba preocupación por la cantidad de tiempo que absorbía esta actividad, generando rumores de textos malditos capaces de llevar a una persona a la locura (vamos los primeros creepypastas).


¿La tecnología nos quita el tiempo?


El problema siempre ha sido el mismo la falta de cultura en gestión del tiempo que frente a una nueva tecnología crea un uróboros que consume el día lentamente. Y es difícil decir que la tecnología no nos vuelve tontos cuando te tumbas en el sofá a ver videos de youtube que ya haz visto un millón de veces para levantarte 6 horas después por que la batería se a acabado. Y si bien es una consecuencia del desarrollo tecnológico está solamente cambió las reglas.


¿La tecnología nos cambia?


Pero en realidad cada avance tecnológico cambia la forma de concebir la información. Los textos permitieron registrar hechos de gran utilidad como tener un registro de hongos venenosos y su tratamiento correspondiente. Las novelas se limitan a describir la historia en base a eventos permitiendo que el lector guarde información en forma de puntos claves. A diferencia de los medios audio visuales donde se agrega una nueva capa en forma de dirección o realización.


En resumen los libros desarrollan el conocimiento en forma de causa y efecto permitiendo ver los puntos de inflexión donde la historia cambia guardando el conocimiento en base a un hecho. La televisión por su parte utiliza herramientas como la banda sonora, la iluminación y elementos externos con valor simbólico ( la lluvia, el ruido o el vacío) para modificar el tono haciendo que un mismo hecho como lo puede ser golpear a alguien puede tener una naturaleza agresiva o compasiva.


El internet crea una relación más cercana entre el creador y el consumidor provocando que uno pueda alterar el rol del otro cambiando su percepción de la obra ya sea haciéndola suya o dejándola ir. Por otra parte el estar conectado a internet las 24 horas gracias a dispositivos móviles hace que la información instantánea pierda valor. Y ahora que la información es de fácil acceso al mismo tiempo que es de todos y de nadie provoca que su valor no recaiga en la información en sí, sino en su trasfondo y su relación con otras ideas.