El precio implícito, de usar servicios en la nube.

13 abril 2019




Durante mucho tiempo, como usuarios de internet, hemos utilizado diversos servicios en nuestro día, ya sea por medio de una página web o una “app”. En estos servicios o sitios podemos realizar tareas como: Procesar imágenes, guardar cosas, enviar información, entre otros muchos servicios, El ejemplo más simple a esto sería utilizar Facebook para publicar un estado. Aquí es donde comienza lo interesante, pues, para que estos sistemas funcionen, requieren poder de computación y memoria en grandes cantidades. Curiosamente todo el proceso que realiza la aplicación para procesar o guardar la información, en su mayoría, no se efectúa en el dispositivo que lo solicita, si tu teléfono no se conecta con todos los teléfonos para que vean tu Live. Facebook amablemente lo hace por ti. Detrás de escena una computadora en alguna parte del mundo, realiza dicha tarea, por nuestro teléfono. Así de simple.


Desde hace un tiempo, hemos dejado de ser dueños de nuestros datos o información, debido a que dentro de la arquitectura de un sistema informático, resulta más eficiente (o más redituable al vender tu información) implementar un sistema llamado cliente servidor (Microservicios o Serverless para los dev en onda), en donde, nosotros como usuarios, únicamente solicitamos y enviamos datos, mientras que el servidor almacena y gestiona todos los recursos e información.


Entonces, podemos decir que: ¿Nuestros teléfonos son únicamente una terminal que alimenta a un sistema más grande?
Si, tan sencillo como eso.


Probablemente, para algunas personas este tipo de prácticas violan por mucho las garantías de nuestra libertad, debido a que realmente no somos poseedores de nuestra información. Pero siendo objetivos, esto es un pequeño precio a pagar por todos los beneficios que obtenemos. Pero si lo que buscas es encontrar una forma para salir un poco del sistema, podrás haber escuchado sobre uno de los sistemas distribuidos más populares “bitcoin”, que en realidad opera gracias a un sistema de bloques encadenados “blockchain” que brinda veracidad, estabilidad y seguridad a una red de usuarios que son dueños de la información. Es decir, el pueblo controla la información, no una empresa.





Hemos llegado a un punto en donde tenemos la capacidad de obtener muchos beneficios gracias a la tecnología, nuestro estilo de vida se ha ido tornando más tecnológico y hemos empezado a utilizar la nube para construir las bases de un futuro en donde, las personas obtienen cosas increíbles, a bajos costos a cambio de tu información.




Elihu A. Cruz

Sígueme en Twitter @_elihucruz

Sigue leyendo


Image message

Mantente al día con las noticias